Aprovechando que acabo de grabar el curso de introducción a los constructores de páginas para WordPress, voy a hacer un pequeño tutorial sobre qué son, para qué sirven, por qué deberías usar uno y cuándo deberías hacerlo. Y es que si quieres tener una web con un aspecto chulo y profesional, lo más seguro es que necesites uno. Salvo que sepas programar… en cuyo caso, también te recomiendo usarlos (ahorran mucho tiempo).

Eso sí, debes tener en mente que la filosofía de los constructores de páginas puede cambiar cuando llegue la actualización de WordPress 5.0, porque los amigos de Auttomatic están preparando a un tal Gutenberg que hará las veces de constructor de página integrado en WordPress. Aunque no creo que llegue a sustituir a las dos maravillas que te cuento en el curso.

¿Qué son los constructores de páginas?

Definir qué son los page builders es bastante simple: son herramientas en forma de plugin que te ayudan a diseñar las páginas de tu web de una manera fácil y cómoda. Ni más, ni menos.

Y cuando digo que lo hacen de forma fácil, es porque lo que ves en un constructor como arrastrar, crear una caja o darle color es en realidad una ristra bien larga de código HTML y CSS.

Para muestra, un botón. ¿Conoces la página principal de esta web en la que estás ahora? No te preocupes, es una pregunta retórica, aquí te dejo una captura:

Construir una pagina sin constructor de paginas

Pues bien, no está hecha con un constructor de páginas. Está programada a pelo (porque, por mucho que un constructor te ayude, siempre es mejor y más limpio hacerlo a mano). El caso es que tú podrías hacer lo mismo (o casi) con un constructor de páginas arrastrando cuatro bloques, con unos cuantos colores y unas imágenes, yo lo hice así:

Hay diferencia, ¿verdad? Todos esos

que ves por ahí son la manera técnica de construir las mismas cajas que en un constructor consigues haciendo click* en añadir fila o columna. Y todo lo que ves debajo (que sigue durante un par de cientos de líneas más) es la manera técnica de dar color y formato bonito.

Ahora que entiendes por qué los constructores de páginas son la leche y tienes la mente por las nubes pensando en todas las cosas increíbles que vas a poder hacer con ellos, déjame que te ponga otra vez los pies en el suelo. Porque, como en todo, hay constructores buenos y constructores malos.

Qué debe tener un constructor de páginas

A día de hoy tenemos muchas opciones en el mercado que son igualmente válidas. Como siempre hago en esta web, primero quiero contarte cómo elegir por ti mismo y luego, al final del post, te hablaré de mis favoritos. No quiero condicionarte antes de explicarte cómo tomar tus propias decisiones.

1. Opciones de configuración

Los constructores de páginas se conforman a base de bloques o widgets. Cada widget hace una cosa diferente. Un texto, una imagen, un icono, una lista con iconos, un formulario…

Lo primero que tiene que tener un constructor de páginas para ser tu favorito son las características que busques. Eso sí, no te olvides de que las opciones más interesantes están siempre dentro de la versión premium de estos plugins. De algo tienen que vivir, ¿no?

2. Fácil de usar

La mayoría lo son, pero asegúrate de que en alguna parte te dicen algo del tipo sin conocimientos previos o fácil de usar. Todos suelen ser bastante sencillos de usar, pero los hay más complicados.

Introducción a los constructores de páginas

Por eso también te invito a probarlos todos antes de decidirte por uno.

 3. Velocidad y SEO

Si hay algo que no le gusta a Google y no nos gusta a los lectores son las páginas lentas. Aunque el PageSpeed no sea la mejor manera de evaluar una web, deberías asegurarte de que el constructor no convierte tu página en un monstruo lento y pesado.

4. Plantillas disponibles

Por último, cuando empiezas a meterte en este mundo de los constructores de páginas, viene muy bien tener ejemplos a tu disposición. Quizá no tanto para utilizarlos, pero sí que vienen genial para aprender cómo lo utilizan sus propios desarrolladores.

No hay mejor maestro que ellos mismos y, además, te servirán para coger ideas para tu propia página web.

Qué NO debe hacer un constructor de páginas

Aunque parece que todo en los constructores de páginas es maravilloso, hay una gran diferencia entre los buenos constructores de páginas y los malos constructores de páginas. Por desgracia, algunos de los más extendidos en el mercado (por culpa de cierta plataforma de venta de plantillas que no son nada buenas por dentro) llevan a cabo ciertas prácticas con las que tenéis que tener mucho cuidado.

Constructor de páginas: cómo elegir una buena plantilla

Te invito a echar un ojo a ese tutorial que te enlazo encima y a este otro por si se da el caso de que te pille antes de montar una de las plantillas prohibidas. Pero lo más seguro es que, si estás leyendo esto, ya tengas una página web montada y sea difícil evitar que uses uno de los dos constructores de páginas más peligrosos de la WordPressphera.

Y ahora vamos con ese pecado mortal que pueden tener los constructores de páginas:

1. Lock-in

Si sigues esta página desde hace tiempo, sabrás que hablo mucho de este término y sabrás lo que significa. Si no es el caso, o todavía no lo tienes claro, déjame que te lo explique con un ejemplo muy sencillo:

Construyes una página con un constructor de páginas. El desarrollador deja de actualizar el plugin, tu plantilla ya no soporta ese constructor o simplemente quieres cambiarlo por otro. ¿Qué pasa cuando desactivas el plugin del constructor de páginas? ¿Cómo se ve la página?

Hay cuatro opciones:

  1. Se sigue viendo igual: tu constructor de páginas tiene cero lock-in y es, por tanto, un constructor maravilloso.
  2. Se ve todo, pero con un aspecto distinto: tu constructor de páginas tiene algo de lock-in, pero sigue siendo bueno.
  3. No se ven las cosas y todo está lleno de corchetes: tu constructor de páginas tiene mucho lock-in y es de los malos.
  4. La página se ve en blanco: tu constructor tiene todo el lock-in posible y es el peor de todos.

¿Quieres saber más sobre constructores de páginas, cuáles son buenos, cuáles no y cómo funcionan? La plataforma de cursos WordPress para escritores tiene todo lo que necesitas saber.

Suscríbete ahora por 15€/mes


La #1 y la #2 son las que corresponden con mis dos favoritos, los que verás un poco más abajo, y la #3 y la #4 corresponden con los constructores de páginas que proporcionan la mayoría de plantillas de ThemeForest y ElegantThemes.

¡Pero si ya usas uno de estos dos no debes preocuparte! Dentro de poco publicaré el curso sobre cómo librarte de ellos y la semana que viene publicaré un tutorial de resumen para que sepas cómo enfrentarte a sus problemas.

Mis favoritos

He probado media docena de constructores de páginas, algunos por placer y otros por obligación, y de entre todos ellos he escogido a mis dos favoritos. Puede que no sean los mejores, pero sí son los mejores-más-extendidos. Si utilizas cualquiera de los dos, estarás asegurándote de cumplir con las opciones #1 y #2 del temido lock-in. O lo que es lo mismo, son buenos constructores.

Ambos tienen una versión gratuita muy completa y disponen de una versión de pago con la que podrás hacer lo que quieras:

El primero en mi lista es Elementor

Elementor: mi constructor de páginas favorito

Un plugin súper completo, fácil de usar y que te permitirá hacer páginas alucinantes. De hecho, si te gusta esta web… parte de las páginas están hechas con él.

Y me gusta tanto, que en breve publicaré un curso entero para enseñarte a usarlo y, si todo marcha según lo previsto, montaré uno avanzado en pocas semanas y dejaré que todos mis suscriptores accedan a la licencia premium de manera gratuita.

El segundo de la lista es Page Builder de SiteOrigin:

Es el plugin más limpio y con menos lock-in que he visto. Y es que los chicos de SiteOrigin hacen unos plugins y unos themes realmente buenos y ligeros. La única pega que le encuentro es que cuesta más llegar a resultados tan atractivos como los de Elementor.

En resumen

Ahora que ya conoces la esencia de un constructor de páginas, sabes cómo elegirlos y cómo distinguir a los buenos de los malos, te recomiendo que pruebes uno (o varios) y veas por ti mismo las posibilidades que te ofrecen. Sin saber código serás capaz de crear páginas increíbles.


Y si quieres saber más sobre constructores de páginas, Wordpress o de cualquiera de las cosas que necesitas saber para tener una página web perfecta, echa un vistazo a la lista de cursos de mi academia de Wordpress hecho fácil.
  • Apúntate a mi newsletter

    Y recibe tu descuento vitalicio para aprender Wordpress de una manera fácil y cómoda.

    Información básica sobre protección de datos: Responsable: David Olier Aguado. Finalidad: Gestionar el envío de información y prospección comercial y dar acceso a los productos online. Legitimación: Consentimiento del interesado. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos como se explica en la información adicional.

  • Interacciones del lector

    Comentarios
      • No necesariamente. El alcance de Gutenberg, al menos a día de hoy, es mucho más reducido que el de un constructor de páginas.

        Es posible que a la larga los sustituya, pero no estamos todavía en ese punto.

        ¡Saludos!

        PD.: obviamente sí hablaremos de Gutenberg cuando esté incluido en el núcleo de WordPress y comentaremos en qué casos sustituye a los constructores, pero hay que tener claro que no van a ser lo mismo.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Olvidaste tu contraseña?